miércoles, 18 de mayo de 2016

Testimonio de una aberrante actuación

TRINIDAD DE CUBA. ¡¿CIUDAD PROHIBIDA PARA DISFRUTE DE CIUDADANOS CUBANOS!?

Yo Danilo Rubio Chávez, con CI: 80032516625, dirección particular en, Calle 6 No: 13ª  e/1ra y Avenida del ferrocarril, R/ Modelo, Camagüey.

Habiendo arribado a la ciudad de trinidad en Santi Spiritus desde el sábado 14 de mayo, con intenciones de pasar unas agradables vacaciones de paseo en dicha ciudad; en donde además de tener cuatro tías residentes permanentes en el territorio, de mi país, lugar que en su momento serví desde los órganos del MININT, específicamente como Instructor de Defensa Personal de la Brigada Especial de la policía en Camagüey y de grupos especiales de la contrainteligencia en dicha provincia, Siendo aproximadamente las 12:15 de la madrugada del martes 17 del mes en curso y encontrándome en la bien conocida escalinata, donde su acogedora música y accesible costo monetario, invitan a todo aquel amante de nuestra cubanía, a no pasar desapercibido por dicho lugar; en la hora antes citada y ante la inconformidad de que un oficial de la policía, con grados de mayor pidiera la identificación a mi primo, con quien Salí acompañado y a quien siquiera las buenas noches recibió por parte de este oficial, una vez en el lugar un poco más distante hacia donde este le pidió, le acompañase me dirijo al mismo dándole las buenas noches a lo que su respuesta fue una brusca mirada y un desagradable gesto físico de desprecio, pregunto que sucedía con mi primo, que cual era la situación aun con ética y ecuanimidad, dicho oficial me pregunta en muy mala forma al expresarse y con gestos extremadamente desagradables….

 ¿Quién eres tú y que haces aquí?
-mi nombre es Danilo Rubio y estoy aquí de paseo.
¿Paseando?, dame acá tu carneé
       Le entrego mi documento de identificación y pregunto
-¿existe algún problema?
¿Cuantos día lleva aquí?
-Tres días
Como es eso que de paseo.
-Bueno sencillo, puesto que soy ciudadano cubano y aún estoy dentro de mi país, estoy aquí de paseo, ¿Cuál es el delito?
Tu sabe que estas ilegal aquí, a ver enséñame tu transitoria.
-¿transitoria, como es eso yo necesito una transitoria para pasear en mi país?
Claro que sí y serás cubano y todo eso, pero sí de verdad tu cree que puedes estar aquí así por la libre, sigue viniendo aquí.

  En ese momento me devolvió mi carnet mando a detener a mi primo sin ninguna explicación y me dio la espalda, para cuando esto sucedió ya yo estaba rodeado de cinco agentes más de la policía y todos acosándome con preguntas y explicaciones desagradables y sin sentido, tomo la iniciativa en ese instante de comentarles mi antiguo cargo en el MINIT, para tratar de evitar que alguno fuera a proceder de forma incorrecta físicamente, algo que conseguí por el momento;  solo que al bajar de la escalinata y dirigirme al vehículo del MINIT, buscando un oficial mayor, o que pudiera explicarme la imperiosa necesidad de que mi primo tuviera que dormir encerrado toda la noche; me toca la gran decepción de conversar con el Teniente Coronel que se encontraba al frente del operativo efectuado esa noche y digo decepción, porque para sorpresa mía dicho oficial posee mucha más desagradable ética y forma de expresarse que el anterior, una vez intentando comunicarme con él, pide nuevamente mi carnet y dice que me tiren por la planta, a lo que uno de los agentes le responde que ya lo hicieron y que estoy limpio, de igual forma le da mi carnet y le dice que me conduzca para la unidad y me hagan una carta de advertencia por ilegal en el territorio, pregunto entonces, si es que realmente no puedo pasear en trinidad y el mismo responde, - Cogiste mal lugar para pasear. 

Móntate en el carro, aun atónito por tan absurda respuesta me quedo unos segundos detenido en el mismo lugar, tratando de procesar la respuesta recibida, A lo que este respondió empujándome hacia dentro del vehículo, con su mano por mi espalda, esta vez respondí ya indignado frenando mi cuerpo y volteando mi vista hacia él y una vez más este me empuja. Una vez en la unidad dejan a mi primo detenido hasta el otro día y a mí me imponen una carta de advertencia, la cual no firme, porque no estoy de acuerdo.

Temprano en la mañana me dirijo a la Unidad nuevamente, con el fin de saber sobre mi primo detenido y con la intención de plantear mi inconformidad sobre lo acontecido, intento ver al delegado del MININT y me dicen que está de vacaciones, intento hablar con el jefe de la unidad y nada algo imposible por lo visto, nuevamente lesivo mal trato y desagradable postura por parte del carpeta en turno, el mismo que me atendió en la madrugada. Consigo contactar con un oficial a quien le explico mi situación y este me solicita mi carnet y me dice que espere, luego de unas tres largas horas de espera me piden subir para el segundo piso de la unidad para analizar la cuestión y claro que ¡no! para sorpresa mía, me recibe detrás del buró, el mismo Tte. Coronel de la Madrugada, a un lateral el Mayor y en frente dos oficiales más; El Tte. Coronel me pregunta que cual es mi inconformidad sobre lo sucedido en la noche y al comenzar hablarle sobre los acontecimientos me interrumpe de manera abrupta, diciéndome que yo me puedo quejar en donde yo quiera, que el en ningún momento me empujo y que además tiene ocho oficiales más que pueden atestiguar sobre eso, desde ese instante habiéndome pedido también que apagara mi celular, la comunicación se volvió insostenible e impositiva, dado que yo no podía hablar y el hizo énfasis en que no me quería ver más en trinidad porque me iba a detener y procesarme con los tribunales, le pidió además al mayor que me redactara un nuevo documento, agregando además asedio al turismo, cuando a pesar de bailar y compartir con amistades allí presentes de otro país, en el justo instante de toda esta situación yo me encontraba tranquilo y pensativo en donde la persona más cercana a mí era mi primo y estaba a casi un metro de distancia respecto de mí. Dicho documento tampoco lo firme como es lógico.

Ahora pregunto, ¿ciertamente puedo o no tomarme unos días de vacaciones y visitar otra provincia de mi país? ¿puedo o no visitar  mi familia en trinidad y visitar los lugares de acceso turístico?¿puedo o no compartir con ciudadanos de otras nacionalidades?¿puedo o no bailar e intercambiar  conocimientos con ciudadanos extranjeros que tengan el mismo interés?¿tengo que pasear o visitar otras provincias a escondidas de los agentes y oficiales del orden público?, ¿tengo que aguantar que se me diga frases tales como, -a mí no me importa que tu hayas sido del MININT,- el problema es que tú te crees con derechos,- ustedes los camagüeyanos vienen aquí a inventar,- soportar empujones y además contar con que me voten de una ciudad en mi propio país y con la desagradable expresión de tildarme de mentiroso luego de ser maltratado públicamente y  frente a cámaras, las cuales espero tengan registrados los videos de dicha noche?, ¿Es verdaderamente preciso pasar por todo esto dentro de mi propio país?;

La verdad espero que no y hare todo lo necesario para que el mundo entero conozca de este tipo de sucesos, por los que aún tiene que pasar un cubano en pleno siglo 21, en una revolución de derechos en donde crecí educado en los preceptos de derechos e igualdad de raza, sexo o nacionalidad; Hoy me pregunto cómo viviré a partir de hoy en donde alguien me ha hecho pensar que no tengo ningún derecho, solo obligaciones y deberes y vivir confinado a mi municipio porque salir de él, en Cuba hoy resulta un delito incluso penalizado por la ley…….

 Al menos el derecho de expresarme aun creo fervientemente en que lo tengo y hare uso de él, espero sinceramente recibir noticias sobre esta vergüenza que me han hecho pasar las autoridades trinitarias y poder contar con la satisfacción de poder leer en alguna columna periodística o de la internet, palabras sobre el tema en donde nos expliquen a muchas de las personas que hemos pasado por incidentes tan desagradables como este, temas realmente legales sobre el asunto en cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se agradece su comentario, hágalo sin usar palabras ofensivas, discriminatorias, racistas o cualquiera que atente contra la dignidad de cualquier ser humano, gracias.